;

Los cursos en línea están de moda

EDUCACIÓN

Esta modalidad de estudio cada año crece y es más rentable gracias a la diversificación de la oferta educativa.

Dicha idea se difundió cuando la primera gran plataforma de MOOC (Cursos en Línea Abiertos y Masivos, por sus siglas en inglés), fue fundada en 2012 por Sebastian Thrun. Todo esto se le ocurrió porque en 2011 impartió clases en video sobre inteligencia artificial, desde la sala de su casa, con una cámara de baja resolución y servilletas en lugar de un tablero. Se convirtió en un referente mundial gracias a que 160.000 estudiantes lo vieron. Así empezó el modelo de cursos que prometía cambiar el paradigma educativo.

Un año después, los cursos en línea gozaban de una gran popularidad y algunos académicos de la Universidad de Stanford lanzaron Coursera, la plataforma de educación virtual más grande del mundo, y en menos de un año ya tenían 1,7 millones de estudiantes. A partir de esta innovación muchas universidades a nivel internacional promocionan estudios totalmente en línea, con titulación en tercer y cuarto nivel que incluso brindan la facilidad de legalizarlos en las entidades de educación de cada país.

Cuando se trata de cursos en línea de corta duración y para que estos tengan total validez aparecieron las microcredenciales que son acreditaciones en un tema específico, que puede ser un curso o algo más grande (pero menos que un grado académico).

Esto ayuda a que las personas cuelguen sus hojas de vida en plataformas como LinkedIn, donde se evidencian sus logros profesionales y sean parte de la oferta laboral.

Fuente:  La Semana