;

¿Maestrías para asegurar un futuro profesional?

EDUCACIÓN

Después de un pregrado, la mayoría de recién graduados opta por un titulo de cuarto nivel y se encuentran con la dificultad de no saber por cual decidirse. Elegir el programa de estudio indicado es fundamental y la importancia de estudiar una maestria es que abre muchas puertas en el ambito laboral.

Hasta mediados del año pasado la Comisión Permanente de Posgrados (CES), reportó que en Ecuador existen 441carreras para estudiar una maestría. En este país los programas de estudios de cuarto nivel tienen una duración de dos años y en ciertos casos se extiende un poco más de tiempo.

Para tomar la decisión mas idónea y que se ajuste a las habilidades y conocimientos del interesado es importante indagar, es decir investigar el mercado laboral, ver el campo de necesidad que presentan las empresas y las ofertas de los portales de empleo.

Al respecto la Senescyt, en un estudio publicado en julio del 2018 difundió las profesiones con alto nivel de empleabilidad, dando como resultado que el 29,4% del empleo en el país se identifica en la rama de Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca; a estas se adicionan especialidades en comercio, empresas y manufactura, mientras que carreras como Bioeconomía, Ecosistemas e Ingeniería en Ciencias del Agua registran baja postulación.

Opinión profesional

Al respecto de este tema el experto en psicología educativa, Víctor Hugo Zambrano, aclara ciertas dudas que giran alrededor de los estudios de cuarto nivel y la importancia de apostar por una especialización que asegure el éxito profesional.

¿Después de un pregrado es recomendable estudiar inmediatamente una maestría o esperar un tiempo?

Me atrevo a decir que dependerá de la carrera de grado, a esto me refiero que si se ha estudiado una carrera técnica o una carrera humanista o social; porque las personas que estudian administración de empresas, auditoría, mecánica automotriz (en general las ingenierías), tienen una salida laboral más rápida porque se requiere de experiencia para aplicar sus conocimientos en su trabajo. Por lo general, son actividades más prácticas, pero para ascender en el trabajo se requiere de una maestría porque suma un plus para la hoja de vida.

En el caso de las carreras sociales, en la mayoría de las propuestas de trabajo piden como requisito una maestría y por lo general garantiza una plaza de trabajo, porque eso indica que has realizado más investigación y como esta sociedad evoluciona, necesitamos saber y conocer todos los nuevos fenómenos sociales que van surgiendo.

Por otro lado, es necesario decir que tener una maestría no es garantía de contar en el futuro con un empleo, tal vez tendrás más oportunidad, pero no una garantía de que al finalizar tu maestría encontrarás un trabajo de inmediato. Entonces, esto de esperar o empezar de inmediato la maestría va a depender de varios factores que se deben analizar.

¿En este tiempo es acertado apostar por un área nueva?

Es común que muchas áreas se encuentran saturadas porque muchas personas se enfocaron en estudiar solo esas áreas, cuando se presentan las oportunidades laborales son muchos los candidatos y eso complejiza la selección. La realidad social no es estática, siempre evoluciona y es necesario conocer e investigar todo lo que va sucediendo.

¿Como lidiar con la frustración de no conseguir empleo luego de una maestría?

Lo importante es evitar caer en la desesperación y buscar aliados para tratar de conseguir un empleo. Lo que genera la frustración es el estar sin hacer nada, el sentimiento de fracaso, es importante saber antes o durante la maestría que realizar dicho estudio no garantiza encontrar una plaza laboral. Además, es importante evitar estar solo, porque ello conlleva a pensar mucho en el tema.

¿Que recomendaciones se le da a un maestrante para buscar el trabajo indicado?

Hay que evitar sobrevalorar las expectativas del puesto de trabajo, el realizar una maestría no nos hace más que otras personas, se debe evaluar obviamente el sueldo a percibir, las condiciones laborales, el clima de trabajo; debido a que por el hecho de la desesperación por tener una plaza laboral se opte por un trabajo con el cual no estamos de acuerdo.

En definitiva, a decir del experto es necesario tener en cuenta que la sociedad es cambiante por ende las necesidades laborales cambian o necesitan personal especializado que pueda profundizar y resolver problemáticas, esas son las áreas por las que se debe apostar para aumentar las posibilidades de conseguir un empleo en una sociedad que esta en constante movimiento.

ExpoEducar.com/ Rose Mary Mina